SI ERES ENVIDIOSO NUNCA SERÁS DICHOSO

Seguramente has tenido alguna vez una punzada de envidia en tu corazón: alguien tiene un móvil mejor que el tuyo,  saca mejores notas sin esfuerzo o simplemente es más popular que tú y parece que tiene más amigos.

No te preocupes. Es normal tener esos sentimientos y todos los tenemos. El problema es que si uno se pasa todo el día envidiando a los demás, no se da cuenta de que él mismo vale muchísimo y será difícil que encuentre la felicidad.

 

HAFIZ EL PICAPEDRERO

 

Hace mucho mucho tiempo, tanto tiempo que ya casi nadie se acuerda, había un humilde picapedrero llamado Hafiz. No era pobre, sino que vivía honradamente gracias a su trabajo, y tenía una mujer y unos hijos a los que mantenía muy honorablemente…

 Pero Hafiz tenía un pequeño defecto: era muy envidioso.

Cuando iba al mercado y veía sentado en un taburete al vendedor de manzanas pensaba:

– ¡Ay qué bien viviría yo si fuera vendedor de manzanas…!

 Cuando iba a ver a su hermana y veía a su cuñado ordeñando las vacas, pensaba:

– ¡Ay qué bien viviría yo si tuviera vacas…!

 Cuando veía a su vecino trabajando en el campo pensaba:

-¡Ay qué bien viviría yo si fuera agricultor…!

 Un día, mientras trabajaba en la cantera con su cincel, acertó a pasar por allí el emperador. Iba sentado en un gran carruaje, rodeado de soldados.

 Entonces, muerto de envidia, pronunció en voz alta estas palabras:

 – ¡Ay qué bien viviría yo si fuera emperador!  ¡Dioses, me gustaría ser el emperador!

 Y se oyó una voz que dijo:  Que así sea. Tu deseo será concedido

Y así fue. De repente nuestro picapedrero se convirtió en emperador.

 Hafiz, perdón, el emperador, era el hombre más feliz del mundo, ya que era el más poderoso del lugar. Pero empezó a hacer calor. El sol apretaba más y más. Sus rayos eran cegadores y a Hafiz le embargó la rabia y la envidia. Y dijo:

 – ¡Ay qué bien viviría yo si fuera el sol!  ¡Dioses, me gustaría ser  sol!

 Y se oyó una voz que dijo: Que así sea. Tu deseo será concedido

Y así fue. De repente nuestro picapedrero se convirtió en sol

 Y el sol se lo pasó en grande acalorando a las gentes de los pueblos, secando ríos, evaporando el agua de los lagos…

 Pero de repente, algo oscuro se interpuso delante del sol, impidiendo que sus rayos llegasen a la tierra. Y entonces se dio cuenta de que una nube lo tapaba.

 -¡Ah qué rabia, la nube es más poderosa que yoooo! 

 Entonces, muerto de rabia y de envidia, pronunció en voz alta estas palabras:

 – ¡Ay qué bien viviría yo si fuera nube!  ¡Dioses, me gustaría ser  nube!

 Y se oyó una voz que dijo: Que así sea. Tu deseo será concedido

Y así fue. De repente nuestro picapedrero se convirtió en nube, y era muy poderosa. Ya lo creo que era poderosa… Llovió y llovió y llovió, e inundó el país con su agua. Y los ríos crecieron y se desbordaron… ¡Qué bien se lo pasaba la nube fastidiando a todo el mundo! Pero de repente….Empezó a soplar el viento… ¡La nube iba a donde la mandaba el viento! ¡Qué rabia! 

 Entonces, muerto de rabia y de envidia, pronunció en voz alta estas palabras:

 – ¡Ay qué bien viviría yo si fuera viento!  ¡Dioses, me gustaría ser  viento!

 Y se oyó una voz que dijo:  Que así sea. Tu deseo será concedido

Y así fue. De repente nuestro picapedrero se convirtió en viento.

 El viento era muy poderoso. Con su poder era capaz de arrancar de cuajo el tejado de un palacio si quería, empujaba a todas las nubes del cielo a su antojo…. Y de repente… chocó contra la montaña. Una gran montaña impedía al viento moverse.

 -¡Qué rabia! ¡La montaña es más fuerte que yo!!  Y en un ataque de rabia y de envidia dijo:

 – ¡Ay qué bien viviría yo si fuera montaña!  ¡Dioses, me gustaría ser  montaña!

 Y se oyó una voz que dijo:  Que así sea. Tu deseo será concedido

Y así fue. De repente nuestro picapedrero se convirtió en montaña. La montaña era inamovible.

Viviría por los siglos de los siglos en su inmensidad…. Pero de repente…

 – ¡Catacroc! Un trozo de montaña cayó al suelo. ¿Qué era lo que estaba pasando? Un humilde picapedrero, en el suelo, con un humilde cincel, era más fuerte que la montaña y, poco a poco, la iba haciendo desaparecer…

 Y Hafiz, entonces comprendió la lección. Y  la montaña con un susurro de voz, deseando que los dioses le oyeran, gimió:

 – ¡Ay qué bien viviría yo si fuera yo!  ¡Dioses, me gustaría ser  yo!

 Y se oyó una voz que dijo:   Que así sea. Tu deseo será concedido

Y así fue. Hafiz se convirtió en él .Y entonces Hafiz se despertó. Y comprendió el mensaje que le

 habían enviado los dioses.

 

Y COLORÍN COLORADO, ESTE CUENTO HA TERMINADO.

 

3 comentaris

  1. Rubén

    Buenas Rosa, ¿que tal? Este cuento, todo y que ya lo conocía, me gusta volverlo a oir porque me lo contaron en el jardín de infancias, pero en forma de fábula. Te enseña a no dejarte llevar por el egoismo y a saber que al igual que tú envidias a una persona, por ejemplo: el/la hijo/a de un/a millonario/a, te puede envidiar a ti por que sus padres no le prestan atención y tus padres a ti te colman de mimos y se esfuerzan para que seas feliz en un futuro. Mi parte favorita fue cuando Hafiz dijo: ” soy el mas importante y poderoso” cuando era una montaña, y de repente “pick pick pick pick” lo empieza a taladrarpor la parte inferior otro picapedrero como él.
    Espero que lo pases bien Rosita 🙂

    Rubén

  2. Mouhamed

    Hola Rosa, este cuento me ha enseñado una gran lección, he aprendido a no ser tan envidioso,a no creerme inferior a los demás por no tener algo que otros tienen, porque a lo mejor ellos tienen alguna dificultad tanto como física, mentalmente o familiarmente. Entonces este cuento enseña a no ser tan envidioso, es verdad que alguna vez en nuestras vidas hemos sido envidiosos,pero no hay que pasarse.
    ADIÓS .

    Mouhamed

  3. Aaron Paul Bruyning Jiménez

    Hola Rosa me encanta el cuento. Es muy pensativo y tiene significado.por esto el personaje es muy “loser” y muy “pusy”. Tiene una suerte increible por que los dioses le hacen caso y cuando está en la montaña queria ser pica piedra . ¿Que le pasó a su mujer, a sus hijos, el trabajo y los dioses?¿Y el emperador que le paso ?Gracias por tu atención.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *

XHTML: Trieu una d'aquestes etiquetes <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>