El diàleg i Robinson Crusoe

Els alumnes de segon han estat treballant el diàleg i, després d’haver llegit un fragment d’un text que parlava de Robinson Crusoe en el moment que descobreix una petjada que més endavant es descobrirà que és de una persona anomenada “Viernes”, han hagut de fer servir la imaginació per escriure un diàleg entre aquests dos personatges. Us en compartim dos diàlegs ben originals!

ASÍ ES ROBINSON CRUSOE – de Raquel Guillén-

-Ármate de valor y pelea como hombre que eres.- griitó Robinson Crusoe.

-Soy mujer, no hombre.- rectifiqué a Robinson.

-Eres muy atrevida por hablarme así. Déjate ver si eres tan valiente.- dijo Robinson.

-No puedes verme, soy tu narradora, yo he creado tu historia.- le conté.

-Espera, ¿Tú creaste mi historia?¿Así que la puedes cambiar?.- preguntó entusiasmado.

-Podría…-Le dije con una voz malévola.

-Por favor, cambia mi historia.- rogó Robinson.

-Cambiaré la historia con una condición: tienes que quedarte satisfecho con tu historia y no me pidas cambiarla más.-le pedí.

-¡Sí lo prometo! Por cierto, ¿Cómo te llamas?-dijo él.

-Simplemente llámame Viernes, es mi pseudónimo.- le expliqué.

-Pues bueno, Viernes, haz mi historia ya.- exigió Robinson.

-Déjame pensar y ahora la creo.-le contesté.

-¡Date prisa!.- exclamó.

-Ya está  hecha, ¿Te gusta?.-le pregunté.

-Bueno, ¡Estoy en el Polo Norte! Esto es peor que estar en la isla.-opinó.

-Sí, es peor que la isla. Pero te he puesto en el Polo Norte para que aprendas a respetarme, no es justo que te aproveches de mí.-me sinceré.

-Por favor cambia mi historia de nuevo.-me pidió.

-No, a la próxima no seas tan irrespetuoso.-le regañé acabando la discusión.

 

ROBINSON I LA NIÑA VIERNES – de Naomi Ruiz-

Después de encontrar la huella,  Robinson alzó la vista y vio a una pequeña niña . All verla se dirigió a hablarle:

-Hola pequeña, , Cuál¿cá es tu nombre?, y   ¿qué haces en esta isla desierta? -preguntó Robinson confundido.

-Mi nombre es Viernes,v esta isla es mi hogar hasta donde alcanza mi memoria -le respondió la pequeña Viernes.

-Pero…¿cómo has llegado aquí?¿Dónde están tus padres?-dijo Robinson.

-Mi padre es la espuma de las olas y mi madre la naturaleza -respondió Viernes.

Robinson se quedó boquiabierto.

-Entonces, ¿estás sola en esta isla?

-No, ahora que estás aquí no -dijo viernes.

-Te haré  una propuesta… ¿Qué te parece si vivimos juntos? Tú cuidas de mí y yo cuido de  ti -propuso Robinson.

-¡Sí!Me parece una gran idea -contestó Viernes.

En aquel momento se dirigieron a la cabaña de Viernes.

-Sabes…-dijo Viernes dirigiéndose a Robinson.

-Algún día me gustaría salir de esta isla y ver lo que me depara el mundo allí,  más allá del océano…-le explicó viernes.

Robinson la miró y le dijo:

-Te prometo que antes de que las estrellas desaparezcan y esta isla se convierta en una triste roca sin vegetación,  te llevaré más allá de donde alcanza la vista-.contestó Robinson mientras se hundía en una tierno abrazo con Viernes.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *

XHTML: Trieu una d'aquestes etiquetes <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>