CFGM de Cuina i Gastronomia

AQUEST CURS 2017/18 HA COMENÇAT A L’INSTITUT PERE BORRELL EL C.F.G.M. DE CUINA I GASTRONOMIA El dia que vaig assabentar-me que l’ INS Pere Borrell de Puigcerdà realitzaria el CFGM de Cuina i gastronomia s’em va il·luminar la ment i vaig veure la gran oportunitat que es brindava a gran nombre d’habitants de La Cerdanya i els voltants per adquirir coneixements d’un ofici que obre les portes a infinitat d’ofertes en aquest sector. Ni més ni menys un dels motors econòmics de la comarca juntament amb l’agricultura, la ramaderia, el comerç i les activitats d’oci.
Evidentment aquesta gran oportunitat també la vaig veure per a mi mateix i, per això, no vaig dubtar en informar-me sobre com i quan m’havia de matricular i així va ser que desde secretaria em van informar que vaig ser el primer en pre-inscriure’ s.
La tornada a l’insti va ser una barreja de nostàlgia i “certa vergonya”, feia 17 anys que no hi tornava com a estudiant.
Estava tot igual tret d’alguns canvis de caire tecnològic.
Molts records de la vida d’estudiant de l’ ESO.
El primer dia , com és tradició, va tocar buscar l’aula on es trobaven la resta de companys de cuina i sala amb el corresponent tutor/a del cicle.
Era el dia de les presentacions, amb els típics nervis, entre companys/es i professors/es… el primer dia de cole és així.
El primer que em va xocar va ser l’edat de la majoria dels/de les meus/ves companys/es. Quan ells/es neixien jo just acabava l’insti. Però a mesura que han passat els mesos, no sense sorprendre’ m de certs canvis de la conducta dels/de les alumnes respecte a la meva època d’estudiant, hem sapigut treballar i apendre en equip. La tasca, en aquest sentit, dels professors ha sigut de gran importància per tal d’aconseguir aquest gran treball/aprenentatge en equip.
A dia d’avui reconec que estic sorprès, a l’hora que il·lusionat, per l’evolució positiva del curs i dels companys i confio plenament que en tot el que queda de curs aquesta evolució anirà sempre a l’alça.
Com a president dels alumnes del CFGM de Cuina i gastronomia, i crec que parlo en nom de la resta de companys/es, vull agraïr aquesta gran oportunitat que ens brinda l’INS Pere Borrell de Puigcerdà.
Bon profit i bona cuina!

Hola, somos los alumnos del I.E.S. Pere Borrell de Puigcerda, nos encontramnos realizando
el primer curso del Ciclo Formativo de Grado Medio de Técnico en Cocina y Gastronomía, y
nuestros tutores nos han encargado el expresar nuestras sensaciones con respecto al tramo del curso
que llevamos realizado.
Al margen de que cada uno tenga una personalidad y circunstancias diferentes, lo que sí
podemos decir es que estamos sintiendo el valor que tiene el aprender el oficio que a uno le gusta, y
eso nos está dando alas para soñar y creer que, como estamos aprendiendo, uno puede conseguir
aquello que se proponga si hace las cosas con cariño y con tesón.
¡¿Quién dice que el día de mañana algunos de nosotros no podemos ser premiados o
reconocidos, como ocurre con los chefs que aparecen en televisión?! Un día en el que seguro se nos
vendrán a la mente aquellos momentos en los que todos empezamos juntos este camino. Y recordar
así como nos sentimos ahora al realizar las faenas cotidianas que nuestros profesores: Xavier y
Mireia, nos encomiendan en clase.
Recordar como a Alex no le gusta estar en el cuarto frío y se escaquea en cuanto podía para
ponerse a los fogones, territorio predilecto de nuestro compañero Nacho, cuya devoción por la
cocina le lleva a deleitarnos día sí, y día también con sus platos calientes.
Recordar también como Ray siempre se pide ser el jefe de cocina, confiando en ver los
posibles fallos y mejorar cada vez.
Pensar como Tati, una vez superada la timidez inicial, prefiere encargarse de la sala y
atender a los clientes. Y como Ariadna se encarga de seleccionar la oferta gastronómica del día y
establecer el menú del restaurante…nada menos que en cuatro idiomas.
Valorar como las quejas iniciales de Xavi, cuando lo mandaban a la plonge a fregar los
cacharros, se han convertido en un estímulo viendo sus continuos progresos…¡ya no te cortas con
los cuchillos, eh, Xavi!
Ver como la simpatía de Patri la ha convertido en la preferida de los comensales a la hora de
atenderles por teléfono y anotar las reservas.
Observar la gran evolución de Erick encargándose de los postres. Su especialidad: el
merengue con helado de chocolate.
¡Y qué decir de la maître de sala: Jennifer! cuyo exquisito trato, orden y profesionalidad han
convertido a la brigada de camareros en un verdadero equipo.
Y es que, con sus ganas de aprender, el espíritu de este grupo demuestra que la juventud no
tiene porqué ser sinónimo de dejadez, sino que puede traducirse en una ambición por aprender día
tras día.
Autor: alumno Pablo Meléndez-Valdés de Castro.

Share