Diez cosas que odio de mí

 

 

“-¿Por qué nos tratas de manera diferente? ¡Soy igual de responsable que Bilal!

– Porque es mayor que tú. Y él es un chico. Un chico muy tonto, lo sé, pero no deja de ser un chico y las normas de la vida son diferentes para chicos y chicas.

– ¿Lo que quiere decir es que Bilal puede hacer lo que quiera solo porque es un chico?

– ¡Eso mismo! – dice Bilal, riéndose y tocándome el pelo.

– Tu terreno es la cocina.” 

Este fragmento es del libro Diez cosas que odio de mí de Randa Abdel-Fattah, novelista musulmana australiana y autora de varias novelas juveniles. El libro tiene 352 páginas y, pese a parecer un número elevado para una novela juvenil, nada más empezar a leerlo, sentirás la necesidad de querer más y más; no solo por el humor que la autora utiliza para mostrarnos la situación de los personajes en su día a día, también por que posiblemente te sentirás identificado en algunos momentos de la lectura. 

La novela es narrada por la protagonista, una adolescente que solo busca su identidad, pero no sabe cómo. Para sus amigos es Jamie, una chica tímida y simple que no destaca entre la multitud, pero en casa es Jamilah, una chica musulmana, reservada y educada que hace todo lo posible para no causar más dolores de cabeza a su padre, porque de eso ya se ocupa Bilal, su hermano mayor. 

El principal objetivo de Jamilah es poder encajar en la sociedad sin olvidar sus orígenes, pero, sobre todo, sin decepcionar a su padre, ya que, hasta ahora, ella ha sido la única en mantenerse al margen y respetar la mentalidad tan anticuada de su padre. 

Estoy segura de que muchos jóvenes se han sentido como la protagonista por el simple hecho de querer encajar y no ser apartados por la sociedad por tener diferentes orígenes. 

La variedad de temas tratados en este libro, ya sea la religión y cultura o la desigualdad social, es para mí lo más interesante; responde a preguntas que nosotros, los adolescentes, nos hemos planteado más de una vez. Por eso lo recomiendo a cualquier joven amante de la lectura, porque, además de entretener, aprender leyendo es una característica que no todas las novelas adquieren, pero esta, sin duda, sí.

Jenaba Bah Bah

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *

XHTML: Trieu una d'aquestes etiquetes <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>