“Los calcetines de bruja” de Ana María Matute

El jueves día 6 de febrero, el Departamento de Castellano en pleno y un grupo de alumnos de 2º de bachillerato vivimos en un cuento de hadas. Si alguien, desde la calle, hubiese pegado su cara a las vidrieras del Centro Cívico Pou de La Figuera en Barcelona (nunca fue más cívico un centro), habría visto un hermoso espectáculo: un numeroso público atendiendo embelesados las explicaciones de un hada. Llegó montada en un carro y conducida por un caballero que traducía al sordo. Muy mayor, 88 años, pelo blanco, frágil, cargada de sabiduría y humor; su fuerza no surgía de su cuerpo, procedía de sus palabras.

matute1

Y empezó el cuento de su vida.

Supimos que de niña salió a jugar y se encontró con la barbarie de la Guerra Civil y por eso quizás descree del género humano y ama tanto la vida; supimos que le encantaba el cuarto oscuro, castigo de su madre, donde veía con la luz de la imaginación y trepaba por los escalones-cajones de un armario; supimos que adora los cuentos y las hadas y que sabía leer-escribir con 5 años; lamentamos con ella que sus padres no la dejaran estudiar una carrera universitaria (las señoritas no debían); reconoció que no ha frecuentado la poesía porque la poesía está hecha para Poetas (con mayúsculas) y no para poetillas , aunque sus libros de prosa rebosan poesía; conocimos que se casó dos veces, la primera con un hombre malo-malísimo y la segunda con uno bueno-buenísimo; supimos que de no ser escritora le habría gustado ser carpintera (de hecho lo es: fabricó un carro donde transporta sus manuscritos); recibimos algunos consejos ( si no se ama no se vive o sigue escribiendo, mal no te va a hacer nunca…) y aprendimos que a su edad se puede mantener la ilusión por la lectura ( pasión por los Rusos, por Faulkner y por Cumbres borrascosas), el cine o la escritura (está enfrascada en un nuevo libro); aprendimos…

Hablamos de Ana María Matute, premio Cervantes, académica de la lengua y escritora indispensable en la literatura española de los últimos 50 años. Y hablamos de nosotros, que nos llevamos la firma de algún ejemplar y la suerte de haberla conocido.

matute2

 

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *

XHTML: Trieu una d'aquestes etiquetes <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>