Mecanoscrito del segundo origen

Mecanoscrito del segundo origen es un libro de Manuel de Pedrolo (1918 – 1990) publicado en 1974 (traducido al castellano en 1984).

 

Me leí este libro hace poco ya que en abril de 2018 se celebraron los 100 años desde el nacimiento del autor catalán, cosa que hizo que en mi escuela se le dedicaran los Juegos Florales (un pequeño concurso que se hace durante Sant Jordi y consiste en hacer redacciones u otro tipo de escritos). De distintos fragmentos de este libro hicimos una lectura ilustrada del texto.

Leer el inicio del libro en clase y también ver distintos fragmentos de adaptaciones cinematográficas tuve mucha curiosidad por ver cómo proseguía la historia porque no era un tema común y pensé que, si era tan importante como para dedicarle unos Juegos Florales y que todo el mundo estuviera hablando de Pedrolo, incluso por la televisión, sería que este clásico era muy bueno y no podía dejar de leerlo.

 

Es una novela de ciencia ficción y va dirigida sobre todo a un público juvenil.


Alba, una chica de catorce años, y Dídac, un niño de 9, se encuentran al lado de un río de Benaura. Dídac está siendo acosado por otros niños que lo tiran al agua, y Alba se lanza detrás de él para salvarle. Justo en ese momento, unos platillos voladores pilotados por seres desconocidos invaden la tierra y matan y destruyen casi todo a su paso, pero ellos dos consiguen sobrevivir gracias a que el agua les protege.

Después de ver la situación en la que se encontraban y de hacerse a la idea, empiezan a buscar maneras de poder sobrevivir sin nadie más, para así poder salvar a  la especie humana. Primero se instalan en un bosque donde intentan evitar los cadáveres, luego viven en una masía abandonada, en la cual recogen muchos productos, intentan hacer un huerto y arreglan un tractor, entre otras cosas. Un día, se encuentran con uno de los seres extraños, al que matan y entierran. También se enfrentan durante está época a adversidades como la fractura de la tibia de Alba o el sarampión de Dídac.


El tema principal del libro es el segundo origen de la humanidad. Evidentemente el título de la obra tiene mucho que ver con el tema principal ya que es un mecanoscrito (un texto escrito a máquina, cosa muy propia de la época del libro, o también un texto escrito a mano) que narra el recomienzo de la especie humana en la tierra.

Además, también podemos ver muchos más temas, como la supervivencia, la amistad, el amor, los extraterrestres, la infancia, la adolescencia, etc.

 

A mí, personalmente, el argumento que más me ha gustado del libro es el hecho de que Alba y Dídac dediquen gran parte del libro intentando recolectar distintas formas de arte de distintas culturas por todo el Mediterráneo y por Barcelona, porque esto demuestra cómo de importantes son todos estos recursos para poder recordar y conocer el pasado.


Desde mi punto de vista, los protagonistas son la viva imagen de la valentía y la esperanza cosa que transmite un mensaje muy positivo al lector. Aunque también, al tratarse de una historia de ciencia ficción y no ser real, yo he sentido que los personajes eran muy distantes, ya que no me podía llegar a poner en su piel, la situación se me hacía bastante difícil de imaginar en la realidad.

Por otra parte, también en algunos momentos me sentía un poco incómoda, sobre todo en las situaciones amorosas entre Alba y Dídac, ya que actualmente no estamos acostumbrados a ver ese tipo de relación entre personas de tan temprana edad.


Por lo general, este libro me ha gustado bastante y lo recomendaría a todas las personas a las que les gusta leer sobre aventuras y supervivencia.

Es verdad que, al principio, personalmente, se me hizo un poco pesado el argumento, porque no pasaba nada que me llamara mucho la atención y, aparte, el lenguaje es un poco difícil de entender porque es de hace unos años, pero a partir del segundo capítulo ya me empezó a entretener y me fui acostumbrando al vocabulario culto.

Creo que es un libro que me hizo reflexionar sobre cuestiones existenciales y también emocionales. Esto fue lo que más me gustó del Mecanoscrito del segundo origen, el hecho de que me despertara curiosidad por ciertos aspectos de la vida que nunca me había planteado. Además, la manera de tratar por ejemplo, la sexualidad, sobre todo de la adolescencia, ayuda a normalizar el tema y que no sea tan tabú.

Definitivamente es un libro que vale la pena leer al menos una vez en la vida.

Cèlia Pons Fort_1º Bachillerato

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *

XHTML: Trieu una d'aquestes etiquetes <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>