FRIED PEACHES el grup de Hip Hop de Competició de l’Escola Els Pins

¿Cómo nació FRIED PEACHES?
Hace 2 años, se me metió en la cabeza que necesitaba transmitirles a los chicos, que no formaban parte “tan solo” de una actividad extraescolar. Más bien, viendo como respondían en cada clase, sus capacidades etc., sentía la responsabilidad de hacerles participes de un proyecto más motivador. Generarles un sentimiento de pertenencia.
Para ello, les hice “bautizarse” como GRUPO, como CREW.
– ¿Y cómo nos llamamos? – Dijeron los pequeños grandes seres –
– ¡Pues no sé! ¡Como si os queréis llamar… prrrf…. ¡Melocotones fritos! ¡Yo que sé! – Dije. Un mar de risas inundó la clase.
– Ehhh… ¡pues ojo! En inglés tiene su rollito… ¡FRIED PEACHES! –
Y LES GUSTÓ. Así nació.
A partir de ahí comenzó un bonito proyecto humano, educativo y artístico. Dónde cada niño se podría expresar mediante la danza, que era el arte y el deporte que habrían elegido para transmitir lo que quisieran.
Creamos un logo. Hicimos camisetas con él. Para que el día de mañana, se la pusieran o la miraran y pudieran decir orgullosos: – Yo formé parte de ello. Este es/fue mi crew. Mi grupo de danza –
Ellos disfrutan bailando, descubriéndose en cada movimiento. Superando cada entreno y viéndose evolucionar. Así que comenzaron a pedir más. Y llegó el día en que se sentían tan orgullosos de ellos mismos y de su grupo que lo pidieron.
– ¿Alguna vez podremos competir? –
– Algún día, por que no! – Les dije yo.
Esa frase se repitió, hasta que me lo plantee seriamente. ¿Y porqué no?
Conozco el mundo de la danza, y hay escenarios, competiciones y escuelas que, bajo mi punto de vista, compiten de una manera muy insana. Miradas por encima del hombro, pisotear al prójimo solo porque no es de mi escuela, desmerecer el trabajo de un compañero solo porque no es el mío, aunque sea buenísimo… y un sin fin de cosas que no sabía si estaría dispuesta a mostrarles a esos pequeños grandes seres, que tan solo amaban bailar y querían mostrárselo al mundo.
Así que, trabajamos duro, Georgia, Andrea y yo, no solo en la coreografía. no solo en cada entreno, si no en su educación deportiva ante la competición. Y QUE ORGULLOSA ESTOY DE LO QUE VI. No dudaron en ir a felicitar a sus “rivales” cuando, después de ver su actuación, pensaron que lo habían hecho genial. Querían hacer rondos (círculos donde entra un bailarín y baila FREESTYLE) solo por compartir danza y conocer a otros bailarines.
Desde el minuto 1, les hicimos saber que salíamos a competir en una posición difícil, puesto que de 13 grupos salíamos los 12º y significaba 2 cosas:
– Si lo hacíamos bien, lo petábamos, porque el jurado lo tendría fresco…
– Si los nervios nos jugaban una mala pasada, teníamos muchos números de quedar últimos, pero habiendo disfrutado cada segundo de la coreografía, de la experiencia y de la danza. ¡La posición era lo de menos!
Nos pusimos un objetivo razonable: – 10º de 13 grupos que provenían de escuelas de danza profesionales. Con pasar por delante de 3 grupos, y ser nuestra primera competición, nos dábamos por más que satisfechos.
Llegó el momento de salir al escenario. El esfuerzo de cada uno de ellos, se iba a juzgar en este momento. Todas las horas extra de entreno, los sacrificios de las mañanas de los sábados en Paranoia Studi, era algo que siempre iban a recordar y que 3 grandes jueces como: Fidel Buika, Cristina Burgos y Clara Pons le iban a poner nota.
El Teatro Auditorio de Sant Cugat se rindió a sus pies.
Rompieron el escenario a cada paso. Disfrutaron como enanos. Sus sonrisas, sus lágrimas después del subidón de estar allí, valieron cada minuto de ensayo.
Como defendieron la pieza…
Y llega la entrega de premios. Nos plantamos en el escenario, con nuestra medalla de participante que para ellos ya eran ¡lo más! y aparece la mesa con todas las copas (5 por categoría), de las 3 que habían participado en nuestra sesión: INFANTIL B (La nuestra) ABSOLUTA y PAREJAS ABSOLUTA.
Empiezan con nuestra categoría, y decidimos disfrutar de ella, sin expectativa ninguna puesto que el premio ya nos lo llevamos. Estar allí.
– I el 5é premi, en la categoría INFANTIL B es per…:  ¡FRIED PEACHES!
La locura nos invadió.
Que bonito fue verles las caras. Su alegría por conseguir un quinto premio en su primer campeonato. Llevar para Castelldefels, a su colegio esa copa que tanta ilusión les hacia.
Ha sido una experiencia enriquecedora, muy bonita y de la que han aprendido que si se trabaja, se es constante y perseverante, se consiguen grandes cosas. O pequeñas cosas que hacen que te sientas grande.
Y que orgullo que sean ellos, los que muestren nuestro trabajo al mundo bajo ese nombre.
Os dejamos imágenes de la pieza que presentaron. Esperamos que os guste!
GRACIAS!!!
Bea
 

2 Comments

  1. Encarna

    Gracias ,gracias, gracias chik@s por estas palabras Bea .Se me ha puesto el bello de punta como has descrito toda esta aventura .No hubiera sido posible sin vosotras .
    Yo, como madre de una del equipo me siento muy orgullosa de que nuestros hijos disfruten con la danza y quieran mostrarla al mundo .
    Sobre todo ese sentimiento tan puro de competición que le habéis inculcado DEPORTIVIDAD .

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *

XHTML: You can use these tags <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>