En un lugar del Baixamar de cuyo nombre no quiero acordarme, Don Josep Parra, nos habla sobre Don Quijote de la Mancha

 

El profesor de Lengua y Literatura Castellanas Josep Parra nos habla del clásico “Don Quijote de la Mancha”y de su gran autor Miguel de Cervantes.

Iván: ¿Por qué se dice que el Quijote es un libro actual?

Josep P: Es un libro actual porque todavía hay muchos Quijotes por el mundo intentado resolver conflictos que les acaban saliendo fatal, a pesar de tener muy buena voluntad. De ahí que aún hoy exista el adjetivo “quijotesco” para calificar cualquier proyecto absurdo o condenado al fracaso.

Iván: ¿Por qué crees que es un libro tan importante en la historia de la literatura?

Josep P: En 1605, las aventuras del Quijote arrasaron porque eran una burla genial de los libros de caballerías, que era lo que más leía la gente del siglo XVII. Es decir, que nació como una broma. Pero, con el paso del tiempo, se empezó a valorar más por lo bien escrita que estaba. Porque, a través de sus personajes, Miguel de Cervantes supo retratar muy bien la dualidad del comportamiento humano: esa eterna lucha entre tomar las decisiones con el corazón o con la cabeza. Cualquier persona de cualquier país puede sentirse identificado con la pasión que Quijote pone en todo, o bien con la sensatez más propia de Sancho.

Iván: ¿Crees que Cervantes hizo bien sacando una segunda parte del Quijote?

Josep P: ¡Por supuesto! Un tal Avellaneda tuvo el morro de inventarse una falsa segunda parte, sin permiso de Cervantes. Si al menos hubiera tenido la misma calidad… ¡pero no! Así que Cervantes hizo muy bien plantándole un zasca al publicar en 1615 la verdadera segunda parte del Quijote, y todavía hizo mejor (¡ALERTA, SPOILER!) matándolo al final, para que nadie más se aprovechara de su personaje.

Iván: ¿Por qué crees que el Quijote es tan famoso y sus demás obras no son tan célebres?

Josep P: Sería lo que en el mundo de la música se llama “One hit wonder”, una canción que triunfa tanto que eclipsa cualquier otra composición del mismo cantante o grupo musical. A Cervantes le ocurre lo mismo. Quijote destaca tanto que solemos olvidar otros trabajos suyos con mucho mérito como, por ejemplo, las “Novelas Ejemplares”: la primera vez que un escritor español incorporaba a nuestro idioma el concepto de “novela”. También quiso triunfar como poeta y autor teatral, pero ahí su enemigo Lope de Vega le ganó la mano al “manco de Lepanto” (el apodo de Cervantes).

Iván: ¿Por qué ya no se lee el Quijote entero como antiguamente en los institutos?

Josep P: Se me ocurren varias razones. Digamos que a la gente joven de hoy, leer en castellano antiguo, se les atraganta. Han desarrollado una intolerancia superior a la que tenía mi generación. Además, los “milenials” han crecido entre “twitters” y “whatsapps”, y cualquier texto de más de una página ya les supone un esfuerzo sobrehumano. Por no hablar del ritmo al que quieren que vayan ocurriendon las cosas, como sacado de “Fast & Furious”. Todo tiene que ser frenético: la música, las películas, los videojuegos y, claro, los libros. Así que, lanzarse a leer el Quijote entero en clase, sería (y nunca mejor dicho) absolutamente quijotesco.

 

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *

XHTML: Trieu una d'aquestes etiquetes <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>