RELATOS: “¡ERES EL BURRO, HERMANITA!”

– Jajajaja

– ¡ No hagas eso! ¡Cuidado con su cabeza!- le dice la madre al pequeño, que tiene cogida a su hermana entre sus brazos.

 

Desde que su hermanita recién nacida ha llegado del hospital no ha podido estar separado de ella. Su madre había probado de todo, pero nada; en la cuna, entraba y la sacaba; en  la mesa, se subía y la bajaba.

 

La madre siempre tenía miedo por la pequeña ya que su hijo tenía menos de 4 años, y a duras penas podía cargarla correctamente; siempre tenía la cabeza colgando y revoloteando al estar en brazos de su hermano.

 

Él saltaba y hacía de todo para captar la atención de su pequeña, pero ella no reaccionaba hasta que este acababa y entonces empezaba a reír. A él le parecía curioso y tonto. Cuando hacía eso, siempre se acordaba de la historia del burro, que le contó su padre, no podía evitar reír, y se la contaba a su hermana.

 

-Había una vez un granjero que decidió contarles un chiste a sus animales. Al contarlo, todos empezaron a reír menos el burro. Le preguntaron que por qué no reía y este nada más respondía que no encontraba la gracia. Al día siguiente, mientras el granjero estaba limpiando el burro, empezó a reírse y les dijo que se estaba riendo por el chiste.

–  ¡JAJAJA!  ¡El burro eres tú, hermanita!

 

N.K

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *

XHTML: Trieu una d'aquestes etiquetes <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>